Noticias

Carta Desde Galápagos

Jueves, diciembre 18, 2014
Latitud 90
No hay comentarios
galapagos-post

Estamos en Puerto Villamil, isla Isabela, Galapagos

Vinimos por dos semanas sólo a estas islas. Ecuador quedará para otro viaje. Ya hemos tenido encuentros con especies de otra época. Hemos visto animales a cada rato en su hábitat. Son indiferentes a los seres humanos, ellos llegaron primero y acá se nota, aunque conmueve el pavor de las tortugas gigantes que fueron diezmadas hace años atrás. Basta que uno se acerque un poco más de la cuenta con un movimiento no tan suave para que refugien su cabeza de inmediato en su enorme caparazón con una respiración profunda que es imposible no recordar el ruido de uno que sí inspiraba temor en Starwars. Algo totalmente distinto a cuando buceamos con tortugas marinas y ellas ni se inmutan al estar rodeadas de giles con trajes extraños de colores. O las iguanas marinas que merodean por todas partes, al igual que los juguetones lobos marinos, tiburones martillo o piqueros de patas azules.

Quizás acá aprendí a conmoverme con los animales silvestres. Claro, las ballenas me han alucinado desde hace tiempo, su grandeza, suavidad y ternura, pero contemplar una tortuga gigante caminando lentamente me conmueve el alma como tanto animal que vemos a cada rato.

Hace 20 años vine solo a estas islas encantadas. Tenía 23 años, una mochila, muy poca plata y mucho tiempo, tanto que estuve más de 20 días por acá. Ahora me doy cuenta que fue uno de los viajes que más me marcaron. Esa vez aprendí que cuando uno viaja es mejor “estar” en los lugares que pasar por ellos. Estar implica dedicarle tiempo, renunciar a querer conocer mucho en pocos días.

En ese viaje también aprendí que a veces es mejor viajar sin tanta planificación, que el viaje te lleve a dónde tiene que hacerlo. Eso ahora con tres niños entre 7 y casi 2 años es todo un desafío. De hecho algún pajarón de la línea aérea extravió el cooler con las leches, remedios y comidas especiales para José el día 1 en el aeropuerto….aún después de 10 días no son capaces de reenviar para acá el cooler, pero esa es otra historia.

Nuevamente estos enanos nos sorprenden, nada como viajar con ellos a pesar de que un par de veces al día me gustaría tenerlos más lejos un rato. La verdad descansamos poco, Gaspar ayer nos dijo porqué siempre tenemos que salir a hacer cosas !
Hemos conocido el verdadero carácter de José. Uff otro más de armas tomar ! pero que con sus mechas lindas compensa todo, “es una beba”? nos dicen a cada rato. Hubieran visto su rostro la primera vez q vimos iguanas. Gaspar sigue siendo el alma de la fiesta, no para de transmitir contando historias, viajamos con su imaginación en modo Gaspi y hay q controlar su instinto espanta animales. Muy práctico además, ve una tortuga de lejos y listo, hace check, “si ya vimos los tiburones, porque vamos de nuevo, para que más cerca”. Manu es súper Manu. Bucea, camina, pregunta, sabe y aprende de todo, pregunta lo irrespondible, él va a todas !!! Y claro que quiere estar más cerca e ir una y otra vez, pegado el cabro. Cada uno salió a uno de sus padres.

Son varios los que al vernos con los tres enanos y cargados de bolsos como de expedición nos han dicho que valientes ! En este viaje echamos de menos la casa rodante, esto de cargar y descargar, que al muelle, al taxi acuático, al barco, al hotel, otra vez al muelle, otra vez al bote…..y José aún en brazos !

Como el verbo en estos tiempos de dispositivos es compartir, comparto algunas fotos de estos encuentros “entre especies” que este lugar único entrega de la misma manera que hace 20 años…algo he hecho tímidamente en un recién inaugurado instagram al que aún no me acostumbro a usar.

Somos

ceal-portada

Somos una empresa enamorada de Chile, de sus paisajes y de su gente. Nuestra filosofía de marca se basa en la constante búsqueda de un servicio que trascienda, tenga sentido y sea memorable.

Síguenos

Síguenos en Facebook